Las sesiones de fotos de familias en el parque siempre es una muy buena opción. Pasamos una tarde estupenda jugando en el parque de Los Príncipes en Sevilla mientras yo captaba cada risa, salto y abrazo que sucedió. Eso es lo que más me gusta de este tipo de fotografía, la espontaneidad y la felicidad que se quedará para siempre en el recuerdo de esta familia.

El papá me contactó porque es muy aficionado a la fotografía y quería tener fotos profesionales de sus hijos y de toda la familia. Él quería tener muchos retratos de los dos niños porque le gustaban mucho, así que jugamos e hicimos todos los retratos que pudimos y que sé que les encantaron.

Hubo todo tipo de momentos en esta sesión. Con los niños nunca se sabe cómo vamos a acabar. Tuvimos muchas risas, carreras y fotos de familia. Jugamos y me hicieron correr mucho, hasta un momento de lloro hubo pero nada grabe y que no pase a diario con los peques de la casa.

Recuerdo de esta sesión la felicidad, lo cariñosos y los guapos que eran estos niños. Y claro, disfruté mucho haciendo su sesión de fotos porque no pararon de regalarme momentos y sonrisas. Al final acabamos haciendo pompas o por lo menos intentándolo. Fue una sesión muy divertida.

Así que dejo de hablar y os dejo con un pequeño resumen de esta sesión tan bonita. Espero de todo corazón que os gusten las fotos tanto como yo he disfrutado haciéndolas.