Os muestro una nueva sesión de recién nacido que realizamos en mi estudio de luz natural en Sevilla. Esta pequeña fue tan dormilona y nos lo puso tan fácil que disfrutamos mucho durante su sesión. Nos dejó moverla sin ningún problema.

Sus padres disfrutaron mucho mirando a su pequeña metida en una cesta y profundamente dormida en puf. Y es que estas sesiones son muy tiernas y no sólo se disfruta del resultado, sino que también de la experiencia que es una sesión de newborn.

Os dejo con un pequeño resumen de lo que fue la sesión de esta preciosa niña. Nos regaló alguna sonrisita que nos hizo morir de amor.