Hoy publico una nueva sesión de recién nacido en el blog. Esta vez con un pequeño de tan sólo 7 días de edad. Y es que para tener el mayor éxito en las sesiones de newborn lo ideal es que el bebé sea muy pequeño. 

Para mí el mejor momento es entre los 6-8 días de edad porque el bebé duerme tan profundamente que no se entera de nada. Cuando son tan pequeños pasa que a veces llegan dormidos al estudio y se van dormidos. Vamos, que pasan toda la sesión durmiendo y casi ni se enteran. Cuando tienen más días hay más probabilidad de que se despierte cuando los estas manipulando.

En esta sesión de recién nacido, el bebé durmió profundamente y pudimos hacer unas fotos muy variadas. Eso hace que la sesión sea más rica en cantidad de fotos y variedad de Atrezzo. Porque si el bebé duerme mucho siempre se puede aprovechar más.

Como podéis ver por la sesión que publico, voy con un poco de retraso en mis publicaciones. Este bebé nació en navidad y le hicimos estas fotos para recordar también en la época del año en que había nacido.

Disfrutamos mucho durante la sesión viéndolo dormido en una cesta y en brazo de sus padres. Os dejo con un pequeño resumen de su sesión de fotos de newborn que hicimos en mi estudio de luz natural en Sevilla.

Espero que os gusten tanto las fotos como yo he disfrutado haciéndolas.