Cada día que pasas con tus hijos es un gran regalo y si además puedes dejarlo inmortalizado con una sesión de fotos para toda la vida sería mucho mejor. Por ello, en estas sesiones pasamos la tarde jugando en el parque, en vuestra casa, en la playa o donde vosotros prefiráis.

Para las sesiones de fotos familiares no hay casi ninguna limitación, lo importante es que los niños se lo pasen bien y eso se refleje en las fotos. Podéis llevar juguetes, mantas o cualquier cosa que penséis que podría ayudar a que los niños estén más relajados y así disfrutemos jugando y fotografiando. Para ello quedaremos 2 horas antes del atardecer, así podré captar esos rayos mágicos de la luz del sol mientras os hago fotos.

Cualquier motivo es bueno para hacer una sesión de fotos con toda la familia. Puede ser el cumpleaños de tu hijo, el regalo perfecto para los abuelos o para ti misma. Porque qué mejor regalo que tener unas fotos preciosas con tu marido y con tus hijos que queden para el recuerdo.

Así que no lo pienses más y contacta conmigo para que os envíe toda la información de estas sesiones infantiles con las tarifas.

En mi página de FACEBOOK  podréis ver mis sesiones más recientes.